El internet ha revolucionado desde su llegada y, aunque ya es algo normal de nuestro día a día, diariamente innova con servicios y facilidades que no solo ayudan a las personas sino a su emprendimiento y todo lo que conlleva.

Estas facilidades resultan bastante interesantes para cualquier desarrollador con una creatividad en marcha, para aquellos que quieren innovar, o tienen una gran idea, sin saber cómo ejecutarla, pues hacerlo, costaría mucho dinero.

 Como todos sabemos, la nube es lo que ofrece servicios de computación a través de la red, sus términos en ocasiones se pueden volver algo tedioso y difícil de entender para aquellos que no han leído al respecto, incluso se podría llegar a pensar que es un tema solo de “informáticos”. Sin embargo, acá en e-Contact te contamos qué significan esos términos raros que quizás haz escucho y sin saber qué significan, no sabes de cuánta ayuda podrían ser.

  1. IaaS (Infraestructure as a Service):  Se trata de un entorno en el que los usuarios pueden desplegar aplicaciones que, por sus costos o falta de conocimiento, no aplican a sus empresas. En esta infraestructura, el proveedor se encarga de gestionar estos servicios y para el cliente (tu empresa), los gastos varían, es decir, solo se paga por lo que se usa. Se puede elegir qué tipo de instancias quieres usar, Linux o Windows, así como la capacidad de memoria o procesador de cada una de nuestras maquinas. El hardware para quien la usa, es transparente, todo lo que se maneja es de forma virtual.Un clave ejemplo de esto es la conocida EC2 de Amazon.
  2. PaaS (Platform as a Service): En ella se proporciona un servidor de aplicaciones, en el cual podremos instalarlas y ejecutarlas; también una base de datos. Es decir, es en este punto en el que los desarrolladores pueden comenzar a crear sus propias aplicaciones, la infraestructura les provee la plataforma, su única preocupación será crear sus aplicaciones de manera efectiva. Es la alternativa apropiada para los desarrolladores que no quieren tomarse tiempo para las plataformas, sino para escribir el software. Un buen ejemplo es Google App Engine.
  3. SaaS (Software as a Service): Normalmente se identifica con “Cloud”.  Básicamente se trata de cualquier servicio que podemos encontrar en la web, como el Gmail o los CRM online. En este tipo de servicios, podemos acceder a ellos sin importar el Software, sin embargo, no tendremos control sobre ellos; sus actualizaciones, mejoramiento o fallas le respectan totalmente al proveedor. Ejemplo: Google Docs, Zoho o Office365.

Cuando nos referimos a desarrollar aplicaciones en la nube tenemos que puntualizar de qué manera lo vamos a hacer, ya que dentro del concepto nube existen distintas formas de hacerlo que nos permiten una mayor flexibilidad o sencillez a la hora de desplegar nuestras aplicaciones o mantenerlas. 

Estas herramientas facilitan un montón muchas de las tareas que los dueños de empresas tienen que pagar a millones para facilitar sus ventas o incrementar su clientela. Son, también, un punto de partida para las mentes creativas. ¿Qué aplicación crees que aún no se ha inventado y es totalmente necesaria?