La IA permite crear soluciones que ayudan a mejorar las decisiones de negocio, al gestionar y automatizar tareas que de otra manera, tomarían mucho tiempo y recursos. Aquí vamos a explicar cómo podemos usar la inteligencia artificial en un entorno empresarial para hacerlo más eficiente.

Gestión de la cadena de suministros

El uso de tecnologías de automatización basadas en IA puede ayudar a crear o potenciar planes de producción, gestión de inventarios, diseño de rutas, optimización de instalaciones, estructuración o monitoreo de la cadena de suministros, etc. Al usar IA para mejorar la gestión de esta área se pueden tomar decisiones en un tiempo mucho menor y es posible hacer proyecciones más precisas para minimizar riesgos de negocios, prevenir o eliminar amenazas y potenciar recursos técnicos y humanos.

Protección de datos más eficiente

Según datos aportados por la consultora Gartner, en 2020 se prevé que el 75% de las herramientas que tienenque ver con seguridad digital incluirán algoritmos de machine learning, IA, y analítica predictiva y prescriptiva. El uso de estas tecnologías combinadas haceque cada vez sea mucho más eficiente la identificación de patrones de intrusión, evitando situaciones pongan en riesgo a la empresa, como el hackeo o la manipulación de datos.

Optimización de los procesos de gestión de recursos humanos

Con herramientas desarrolladas a partir de IA se puede localizar candidatos e incluso evaluarlos haciendo uso de  un chatbot u otros recursos. Esto ayuda a optimizar el tiempo de los responsables de Recursos Humanos, enfocándose en aquellos candidatos que hayan superado las fases previas encargadas a la IA.

Desarrollo de nuevos productos

Los servicios basados en IA pueden ayudar a analizar información de la empresa, así como de tendencias de consumo o datos de terceros para diseñar productos o soluciones a la medida de los consumidores.

Automatización de las finanzas

La firma Accenture predice que la automatización de las tareas de contabilidad y finanzas llegará a un 80% en los próximos años. Esto no solo se traduce en una mejor gestión de tiempo y  recursos, sino que además permite tomar decisiones de negocio en tiempo real, basándose en los datos recopilados y en las herramientas predictivas que posea el servicio.

Para mejorar las decisiones de negocio con inteligencia artificial es importante saber qué es exactamente lo que necesita la empresa, y así hacer uso de los servicios que sean más adecuados a sus necesidades.